Cámaras de seguridad, ¿wifi o con cable?

Cámaras de seguridad, ¿wifi o con cable?

En la actualidad, podemos decir que todas las cámaras inalámbricas son IP (hace años existían en el mercado cámaras analógicas inalámbricas, pero actualmente es un sistema completamente obsoleto), pero NO todas las cámaras IP son inalámbricas. 

Las cámaras IP pueden ser inalámbricas y conectar con un PC, Tablet o Smartphone mediante wifi pero también pueden ser cableadas y utilizar el cable de red de la instalación informática para transmitir la imagen (como si fuesen datos).

En esta ocasión, hablaremos sobre las cámaras con conexión inalámbrica, pros y contras y para qué tipo de instalaciones están indicadas.

Ventajas de las cámaras de seguridad inalámbricas

  • Ahorro de costes en instalación: al funcionar mediante conexión inalámbrica, el ahorro de costes en cableado y canalización es muy alto (siempre que tengan acceso a un punto de alimentación).
  • Fácil y limpia instalación: se pueden instalar de forma rápida y sencilla sin necesidad de obra.
  • Flexibilidad en la ubicación: al no necesitar cable, pueden instalarse con suma facilidad donde se desee y si una vez instaladas, es preciso moverlas a otra ubicación, se puede hacer de forma rápida y sencilla, basta con trasladar la cámara a otro espacio con cobertura wifiDebido a que la supresión del sistema así como su instalción son muy sencillas podremos utilizarlo de manera eventual, es decir, podemos utilizarlas solo en ciertas épocas del año, en ciertos momentos del día, o dependiendo de las condiciones externas 
  • Menos manipulables y más detectable sus averias. Los cortes de cables u otras manipulaciones en un sistema complejo de videovigilancia pueden ser un auténtico quebradero de cabeza para la reparación de éste. En un sistema de videovigilancia inalámbrico solo vamos a tener dos elementos, emisor y receptor, por lo tanto, localizaremos rápidamente los posibles problemas.

Desventajas de las cámaras de seguridad inalámbricas

  • Vulnerables a sabotajes: las cámaras de vigilancia inalámbricas se pueden sabotear con suma facilidad, bastaría con un inhibidor de frecuencias para inhabilitar la señal, igual que sucede con los sistemas de intrusión no cableados.
  • Problemas de interferencias y conectividad: las cámaras inalámbricas pueden tener interferencias y problemas de cobertura, interrumpiendo la señal de video o evitando que esta llegue con claridad

  •  y nitidez.
  • No permiten gran personalización: por regla general, las cámaras inalámbricas no permiten personalización de ópticas con alcances y profundidades diferentes.
  • Problemas de alimentación: las cámaras inalámbricas, se llaman así porque pueden transmitir la señal sin necesidad de cable, pero sí que necesitan un cable de alimentación. En caso de funcionar con baterías recargables, su autonomía es muy limitada. 

Llegados a este punto, podemos decir, que conocer bien nuestra necesidades de seguridad además del equilibrio entre las ventajas y desventajas que nos aporta a nuestro caso en concreto un sistema alámbrico (analógico) o un sistema inalámbrico (ip), será fundamental a la hora de elegir uno u otro para nuestro hogar o negocio.

Cámaras de seguridad pereira.

Cerrar menú
Abrir chat